16 de mayo de 2011

Morir con la cámara en las manos


Hay en EEUU, en el NEWSEUM ubicado en Washington D.C., un gran monumento que contiene una gran lista de nombres. En realidad el Journalists Memorial Dedication es casi solo eso, una lista erigida en vertical que crece cada año y contiene el nombre de los periodistas, cámaras o fotógrafos fallecidos durante el trabajo en cualquier rincón del mundo. Cada 16 de mayo se dedica la jornada al Journalists Memorial Rededication dedicando un acto especial a los periodistas que perdieron su vida en el año anterior. Ayer, se dedicó a los que desaparecieron en 2010.
En el año 2002 aquella lista sumó tres nombres que tuvieron una importante relación con Euskal Herria: Iñaki Pangua, Rubén Cortijo y Roberto Arenas. Los tres fallecieron mientras a bordo de un helicóptero grababan imágenes de uno de los capítulos del programa Euskal Herria lau haizeetara-La Mirada Mágica que ha registrado una de las más altas audiencias de Euskal Telebista, la televisión vasca. El aparato se estrelló sin remedio al chocar con un cable sobre una cantera de mármol el 21 de mayo de 2001. Una fecha inolvidable para mí porque desde entonces celebro un segundo cumpleaños. Era el cuarto pasajero del helicóptero y los bomberos de Markina me sacaron vivo del polvo de aquella cantera. Sobreviví por muy poco: ese punto indefinido, delicado e intransitable, que separa el aquí y el allá.
Con ellos: Iñaki, Rubén y Roberto justo había iniciado un periplo para trabajar en un programa en el que había soñado poder hacerlo. Con ellos se me hizo realidad un sueño pero fue demasiado breve. Con ellos compartí muy brevemente pasión por mirar distinto, pasión por buscar siempre lo escondido y devolver en el camino las excelencias de nuestra tierra.
El 21 de mayo habrán pasado ya 10 largos años que el destino me regaló aquel día. Gracias.


8 comentarios:

  1. Hola Santi:

    No estoy del todo de acuerdo con tus palabras, creo que el destino no te regaló 10 largos años..., creo nos los regaló a todos nosotros.

    Una delicia, de verdad, seguir este blog

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el interés y el apoyo.
    Y encantado de que mi trabajo sirva al menos para entusiasmar un poco.

    ResponderEliminar
  3. Rosa Alvarez andrade26 de febrero de 2014, 15:48

    hola Santi, lamento aquel terrible accidente y me alegro de que estés vivo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa. Tengo una vida regalada y eso es magnífico. Abrazo

      Eliminar
  4. Mira este enlace.
    https://www.youtube.com/watch?v=bITTGo4_glY
    Saludos desde Lleida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por ahí arriba andábamos. Bellos momentos, grandes recuerdos.

      Eliminar
  5. Hoy hablando con mi hijo de 9 años de distintos trabajos y sus riesgos se me ha venido a la mente el nombre de Iñaki Pangua, ese medico que no quiso ejercer porque tenia pasion por las camaras de television. Yo le conoci por cuestiones de trabajo. Le movi en infinidad de veces material de trabajo suyo en la furgoneta de mi padre. Era todo un "señor" agradable en el trato y con muchisima educacion. El trabajo que realizaba era de 11 sobre 10.
    Del accidente han pasado mas de una decada y a fecha de hoy, desde la tierra que tanto amo (Euskal Herria), creo que a Iñaki y a sus dos compañeros no se le brindo un homenaje que tan merecido lo tienen.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Roberto. Estoy de acuerdo contigo. Yo aprendí mucho trabajando con Iñaki, gracias a su exigencia por hacer siempre un trabajo sobresaliente. Y es cierto que, siendo su trabajo probablemente uno de los mejor valorados en la historia de la televisión vasca, no se les ha homenajeado suficiente. Yo he querido hacerlo -era un tema pendiente hace años- dedicándoles a ellos el libro de fotografía aérea que acabo de publicar (Euskal Herria Goitik Behera). Gracias por el recuerdo.

      Eliminar