9 de marzo de 2019

Volcanes, mares y luces canarias


Paisajes infinitos, incalculables masas de lavas arrastradas hasta el océano, montañas circulares que son volcanes y pueblos de blanco inmaculado. Todo alumbrado por las luces atlánticas, brillantes, intensas y luminosas a rabiar. Es así cualquier viaje por Lanzarote: mirando cráteres, rocas  y cenizas de colores, acariciando intensos azules de mar, peinando vientos enrabietados que encrespan el alma, y tropezando conciencias y coincidencias donde manda lo humano sobre horizontes de piedra. Acaso nos falte el agua, el murmullo del río y la sombra del bosque pero no por eso estar aislado entre arrecifes y sobre volcanes es un apasionante ejercicio para el fotógrafo. Incluso si sospechara que en cualquier momento el suelo puede arrugarse y abrirse bajo sus pies.










16 de febrero de 2019

Tiempo de carnaval




Ya comenzaron los primeros lances del carnaval rural vasco. Sunbilla, Ituren y Zubieta pasearon sus rituales por calles y plazas. Bajo la lluvia, bajo los aguaceros que sufrimos quienes simplemente éramos fisgones, menos probablemente quienes estaban enzarzados en lo más profundo de la fiesta, de su fiesta.
Ahora el calendario continua por los valles y pueblos de Euskal Herria hasta esa semana clave que enlaza jueves gordo con domingo de quincuagésima y lunes y martes carnavaleros: 3, 4 y 5 de marzo. Los estaremos fotografiando, quizás.





21 de enero de 2019

Euskadi también ha visto el eclipse



Sí, a duras penas, entre nubes, parcialmente, entre ventarrones y chaparrones, hemos podido ver el desplazamiento de la luz sobre la luna en el avance del eclipse total.
Hay quien se ha marchado a Navarra, como hice yo en el último que pudimos ver en el mes de julio del año pasado -2018-. La apuesta de verlo desde cerca de casa era muy arriesgada pero de nuevo la perseverancia ha tenido su premio. Alguien me preguntará dónde: esta fotografiado en la localidad de Laudio.
Más estético el resultado viendo a esa luna enorme aparecer y desaparecer entre velos de nubes jugando con ella al escondite. un espectáculo que ya está guardado en el archivo.

18 de enero de 2019

Volver a Baztan, siempre





De nuevo me pidieron reportajear en el valle del Baztan. Por supuesto dije sí, siempre digo sí a Baztan porque es una tierra a la que tengo cariño, porque me entusiasman sus luces, sus contrastes, sus praderas, sus ganados, las gentes que allí viven y la música de su euskera. Por supuesto me gustan sus montañas y sus caminos y vericuetos, escondidos o no tanto. De eso iba el trabajo que ha publicado la revista El mundo de los Pirineos, de presentar el valle y sus encantos y de llevar a los lectores por varios itinerarios para descubrir los encantos de esta tierra.  Ahí están: en una docena de páginas en las que no faltan luces, hay nieblas, viven las ovejas, donde caminamos disfrutando entre paisajes y horizontes. Contento fui, contento regresé y cuando quiera volveré a ese Baztan medien los encargos o simplemente porque siempre enseña secretos nuevos.









20 de diciembre de 2018

BILBAO. Un alcalde que vuela bajo






Es un decir porque el alcalde de Bilbao no vuela, solo baila. Lo hace en la foto tomada en el día de la "Amatxu", Virgen de Begoña y patrona de la capital de Bizkaia, cuando es tradición reciente que quien preside el consistorio de la Villa baile el aurresku. Y ahí lo está haciendo, en una foto también capital del monográfico sobre Bilbao que la revista Ibilka acaba de poner en circulación.
Me ha tocado ilustrar el todo de ese especial, además de escribir alguno de sus artículos, y he procurado hacerlo, también mientras organizábamos el índice de contenidos, enfocando una mirada personal que, como bilbaíno y fotógrafo, ha buscado poner acentos donde casi nunca lo hacen los medios "oficiales" ni las oficinas de prensa municipales, interesado en contar el Bilbao necesario y el que la memoria debiera guardar para hacer historia sin olvido y que ese intento de vender modernidad que invade a las esferas oficiales parece enterrar bajo un manto efectista.
En Ibilka está el Bilbao viejo y el Bilbao nuevo, la raíz sombría y la imagen brillante porque nada es una sin la otra, porque no existe futuro sin pasado. En el trabajo con el pie en tierra hay muchas horas de mirar y esperar, no pocas de pensar el qué y el cómo debería abordarse este retrato de Bilbao para que fuera verdadero.
Solo los lectores de Ibilka podrán decir si es cierto lo que contamos, al menos si les parece creíble que este Bilbao de varias caras sigue existiendo todavía y lo encuentran en esa visita que esperamos harán algún día muy próximo.












IBILKA BILBAO PDF


29 de noviembre de 2018

PIRINEOS Más que montañas

Recepción del premio de manos de la alcaldesa de Vic (Foto: Valentì Zapater)
Los Pirineos son mucho más que montañas. Son un escenario perfecto para el abrigo de las mitologías, soporte de acciones épicas, memoria geológica, fuente de inspiración poética, artística y del pensamiento.
Son además historia, son pura belleza y siempre guardan para entregar al viajero o al caminante una mina de infinitas emociones.
De todo eso se escribe en textos y en imágenes, sobre todo en fotografías, en el libro PIRINEOS, Montaña Sublime que en estas fechas cumple su primer año de vida. Y este es un momento perfecto para recibir una pequeña medalla: el accésit al PREMIO COLLSACABRA 2018, premio que otorga la Fira del Llivre de Muntanya de Vic al libro de montaña mejor editado en el año.  Un galardón simbólico para poner el acento en el valor de las tareas que se hacen con pasión
Así lo argumentó el jurado:
 Accèssit Collsacabra
Pirineos Montañas Sublimes fa justícia al seu títol. És un obra que us captivarà per la seva selecció d'imatges i que us enganxarà en els seus breus textos. Aquest llibre parla sobretot amb la mirada del fotògraf però quan aquest s'atreveix a posar-hi paraules aquestes van a cor amb l'encant dels paisatges i instantànies que atresora. Creiem que és bo que a les fotografies no les aclaparin les paraules i us recomanem que sapigueu passar les pàgines a poc a poc per assaborir-les tot intentant revelar la resta de sentits que acompanyaven la vista del Santiago Yaniz en el moment de fer-les. Un joiell que cal tenir al prestatge per despertar el sentits i fer memòria de tot allò que ja hem gaudit o ens espera per fer-ho els nostres estimats Pirineus.



Accésit Premio Collsacabra

“Pirineos. Montaña Sublime” hace justicia a su título. Es una obra que os cautivará  por su selección de imágenes y que os enganchará en sus breves textos. Este libro habla sobre todo con la mirada del fotógrafo pero cuando este se atreve a poner palabras, dichas palabras van acorde con el encanto de los paisajes e instantáneas que atesora. Creemos que es bueno que a las fotografías no las abrumen las palabras y os recomendamos que sepáis pasar las páginas poco a poco para saborearlas, intentando revelar el resto de sentidos que acompañan la mirada de Santiago Yaniz en el momento de hacerlas. Una joya que debería  tenerse en la estantería  para despertar los sentidos y hacer memoria de todo aquello que ya hemos disfrutado o nos espera para hacerlo en nuestros amados Pirineos.


8 de octubre de 2018

No soy un fotógrafo de naturaleza



No, no soy un fotógrafo de naturaleza aunque cuando un colega me ve fotografiando en un museo se extrañe y me pregunte por qué no estoy en el monte.
No soy un fotógrafo de naturaleza pero me apasiona la vida natural, las flores y los bosques, la ferocidad del mar y el susurro del viento casi tanto como el silencio de la niebla o la emoción de la noche.
No soy un fotógrafo de naturaleza pero en las últimas semanas he pasado un buen número de horas agazapado en un hide, camuflado entre matos de iñarra y helechos, escuchando y oteando el derredor en busca de algo que se moviera, alguna portentosa figura con cuernos, celosa de amor, necesitada de aparearse por el instinto. El biólogo Enrique Arberas me ayudó en esta tarea, conocedor de huellas y rastros, sabedor más que yo de los hábitos de ciervos y otros cuadrúpedos.
Y vinieron, lanzaron al cielo sus berridos, se encelaron, pelearon enredando su portentosas cornamentas, se aparearon.
Ver de cerca este espectáculo natural, la fuerza de la vida, la espontaneidad animal que mueven los instintos, ha sido un privilegio. Los resultados estarán a la vista en los trabajos que documentan el pastoreo en Gorbeia y ahí hay mucha más labor que la que haría un fotógrafo de naturaleza.







7 de octubre de 2018

San Miguel de Basauri ya tiene libro o un dron volando sobre el patrimonio




La parroquia de San Miguel de Basauri es el alma de esta localidad de Bizkaia. Allí nació, entre caseríos y huertas, el corazón social de este municipio que es casi una extensión de Bilbao en la confluencia de los valles más poblados de Bizkaia: Ibaizabal y Nervión.
San Miguel, el barrio y la parroquia, tienen historia y memoria y en las piedras de esa iglesia se condensan algunas de las vivencias que durante varios siglos han dejado su impronta visible. La tarea del fotógrafo ha sido rescatar para la imagen ese sello de memoria, buscar el punto de vista más significativo, quizás el más singular, y poner sobre el papel aquello que los feligreses y quienes pasan ante el templo nunca verían con su mirada.
Bastantes horas dentro y fuera del templo, escudriñando sus rincones y sus puntos de vista, trabajando luces para sacar brillo y matices a las imágenes que son patrimonio local. Incluso volando un dron para alcanzar aquellos puntos de vista imposibles.
Sí, la imagen de la portada del libro: el San Miguel de Basauri, ha sido tomada con un dron. Imposible descender la delicada talla sin ponerla en peligro, imposible asumir el montaje de un andamio. Solución: iluminación auxiliar desde tierra y volar para encontrar el mejor ángulo visual, cara a cara con el santo. Un triple disparo para lograr rango dinámico amplio y a imprenta.
Textos del historiador Jesús Muñiz Petralanda, diseño de David Ozkoidi, edición de Yaniz editor, promoción del libro realizada por la Parroquia de San Miguel de Basauri, impresión La Trama digital by Durero.
El libro lo distribuye la propia parroquia.







11 de septiembre de 2018

Getxophoto ineludible





No, no cansa. De hecho lo esperamos cuando avanza el verano. Como un ritual. Someterse al enfrentamiento con las imágenes, escuchar algunos por qués, aprender algunos cómo, descubrir el compromiso en el proceso largo y lento de la mayoría de los proyectos abordados por cada artista. Sí, la mayoría asumen esa consideración de artistas, quizás ese es el matiz que nos separa pero esto no impide entenderse en un mismo lenguaje.
En este Getxophoto me toca confesarme. No expondré "mi obra", seré yo mismo el expuesto a los dardos verbales, los interrogantes y las disquisiciones de quienes están dispuestos a venir a ese "hamaiketako" que compartiremos el sábado 22 de septiembre. Desde la perspectiva de un profesional que vive del medio fotográfico y con el medio fotográfico pero no solo con él sino en una experiencia multimedia que parece ser lo que toca en los tiempos que corren. Getxophoto nos pone las pilas; gracias.