29 de noviembre de 2018

PIRINEOS Más que montañas

Recepción del premio de manos de la alcaldesa de Vic (Foto: Valentì Zapater)
Los Pirineos son mucho más que montañas. Son un escenario perfecto para el abrigo de las mitologías, soporte de acciones épicas, memoria geológica, fuente de inspiración poética, artística y del pensamiento.
Son además historia, son pura belleza y siempre guardan para entregar al viajero o al caminante una mina de infinitas emociones.
De todo eso se escribe en textos y en imágenes, sobre todo en fotografías, en el libro PIRINEOS, Montaña Sublime que en estas fechas cumple su primer año de vida. Y este es un momento perfecto para recibir una pequeña medalla: el accésit al PREMIO COLLSACABRA 2018, premio que otorga la Fira del Llivre de Muntanya de Vic al libro de montaña mejor editado en el año.  Un galardón simbólico para poner el acento en el valor de las tareas que se hacen con pasión
Así lo argumentó el jurado:
 Accèssit Collsacabra
Pirineos Montañas Sublimes fa justícia al seu títol. És un obra que us captivarà per la seva selecció d'imatges i que us enganxarà en els seus breus textos. Aquest llibre parla sobretot amb la mirada del fotògraf però quan aquest s'atreveix a posar-hi paraules aquestes van a cor amb l'encant dels paisatges i instantànies que atresora. Creiem que és bo que a les fotografies no les aclaparin les paraules i us recomanem que sapigueu passar les pàgines a poc a poc per assaborir-les tot intentant revelar la resta de sentits que acompanyaven la vista del Santiago Yaniz en el moment de fer-les. Un joiell que cal tenir al prestatge per despertar el sentits i fer memòria de tot allò que ja hem gaudit o ens espera per fer-ho els nostres estimats Pirineus.



Accésit Premio Collsacabra

“Pirineos. Montaña Sublime” hace justicia a su título. Es una obra que os cautivará  por su selección de imágenes y que os enganchará en sus breves textos. Este libro habla sobre todo con la mirada del fotógrafo pero cuando este se atreve a poner palabras, dichas palabras van acorde con el encanto de los paisajes e instantáneas que atesora. Creemos que es bueno que a las fotografías no las abrumen las palabras y os recomendamos que sepáis pasar las páginas poco a poco para saborearlas, intentando revelar el resto de sentidos que acompañan la mirada de Santiago Yaniz en el momento de hacerlas. Una joya que debería  tenerse en la estantería  para despertar los sentidos y hacer memoria de todo aquello que ya hemos disfrutado o nos espera para hacerlo en nuestros amados Pirineos.


8 de octubre de 2018

No soy un fotógrafo de naturaleza



No, no soy un fotógrafo de naturaleza aunque cuando un colega me ve fotografiando en un museo se extrañe y me pregunte por qué no estoy en el monte.
No soy un fotógrafo de naturaleza pero me apasiona la vida natural, las flores y los bosques, la ferocidad del mar y el susurro del viento casi tanto como el silencio de la niebla o la emoción de la noche.
No soy un fotógrafo de naturaleza pero en las últimas semanas he pasado un buen número de horas agazapado en un hide, camuflado entre matos de iñarra y helechos, escuchando y oteando el derredor en busca de algo que se moviera, alguna portentosa figura con cuernos, celosa de amor, necesitada de aparearse por el instinto. El biólogo Enrique Arberas me ayudó en esta tarea, conocedor de huellas y rastros, sabedor más que yo de los hábitos de ciervos y otros cuadrúpedos.
Y vinieron, lanzaron al cielo sus berridos, se encelaron, pelearon enredando su portentosas cornamentas, se aparearon.
Ver de cerca este espectáculo natural, la fuerza de la vida, la espontaneidad animal que mueven los instintos, ha sido un privilegio. Los resultados estarán a la vista en los trabajos que documentan el pastoreo en Gorbeia y ahí hay mucha más labor que la que haría un fotógrafo de naturaleza.







7 de octubre de 2018

San Miguel de Basauri ya tiene libro o un dron volando sobre el patrimonio




La parroquia de San Miguel de Basauri es el alma de esta localidad de Bizkaia. Allí nació, entre caseríos y huertas, el corazón social de este municipio que es casi una extensión de Bilbao en la confluencia de los valles más poblados de Bizkaia: Ibaizabal y Nervión.
San Miguel, el barrio y la parroquia, tienen historia y memoria y en las piedras de esa iglesia se condensan algunas de las vivencias que durante varios siglos han dejado su impronta visible. La tarea del fotógrafo ha sido rescatar para la imagen ese sello de memoria, buscar el punto de vista más significativo, quizás el más singular, y poner sobre el papel aquello que los feligreses y quienes pasan ante el templo nunca verían con su mirada.
Bastantes horas dentro y fuera del templo, escudriñando sus rincones y sus puntos de vista, trabajando luces para sacar brillo y matices a las imágenes que son patrimonio local. Incluso volando un dron para alcanzar aquellos puntos de vista imposibles.
Sí, la imagen de la portada del libro: el San Miguel de Basauri, ha sido tomada con un dron. Imposible descender la delicada talla sin ponerla en peligro, imposible asumir el montaje de un andamio. Solución: iluminación auxiliar desde tierra y volar para encontrar el mejor ángulo visual, cara a cara con el santo. Un triple disparo para lograr rango dinámico amplio y a imprenta.
Textos del historiador Jesús Muñiz Petralanda, diseño de David Ozkoidi, edición de Yaniz editor, promoción del libro realizada por la Parroquia de San Miguel de Basauri, impresión La Trama digital by Durero.
El libro lo distribuye la propia parroquia.







11 de septiembre de 2018

Getxophoto ineludible





No, no cansa. De hecho lo esperamos cuando avanza el verano. Como un ritual. Someterse al enfrentamiento con las imágenes, escuchar algunos por qués, aprender algunos cómo, descubrir el compromiso en el proceso largo y lento de la mayoría de los proyectos abordados por cada artista. Sí, la mayoría asumen esa consideración de artistas, quizás ese es el matiz que nos separa pero esto no impide entenderse en un mismo lenguaje.
En este Getxophoto me toca confesarme. No expondré "mi obra", seré yo mismo el expuesto a los dardos verbales, los interrogantes y las disquisiciones de quienes están dispuestos a venir a ese "hamaiketako" que compartiremos el sábado 22 de septiembre. Desde la perspectiva de un profesional que vive del medio fotográfico y con el medio fotográfico pero no solo con él sino en una experiencia multimedia que parece ser lo que toca en los tiempos que corren. Getxophoto nos pone las pilas; gracias.










28 de agosto de 2018

Libro y patrimonio

Acaba de salir de la máquina de impresión: pequeño formato, tapa dura, bien impreso, bien encuadernado, sobrio.
Es un nuevo libro. Contiene patrimonio, fotografiado por mis cámaras, contiene un texto inédito. Se abre tras una imagen dorada que, por inaccesible, ha sido obtenida con un dron. Sí, en interiores, en lugares inaccesibles, también los drones nos ayudan a fotografiar. Se presentará al público en septiembre. Hasta ahí puedo contar.


12 de julio de 2018

Tornado en Álava. La herida en el paisaje natural



Impresiona entrar en el bosque de Entzia y descubrir que cruzar el hayedo ahora es imposible. Como un brochazo marcado en el paisaje se puede ver desde el aire la marca dejada en el relieve del bosque por el tornado que inesperadamente arrasó la sierra el 4 de julio de 2018.
Sólo el vídeo grabado con drones ofrece la verdadera dimensión del daño causado, verdaderamente impresionante.
Pensar que un tronco de 40 centímetros de diámetro y 30 metros de altura, de un árbol fresco y elástico, recién cargado de fuerza en primavera, ha sido quebrado y astillado, como si fuese un palillo de dientes, estremece.
El bosque está peligroso porque hay ramas rotas que cuelgan de algunas copas de árboles que han quedado en pie; se sostienen igualmente en precario y amenazante equilibrio algunos árboles desgajados de arriba abajo pero aún vivos.
La vista aérea permite incluso descubrir cómo ha girado el torbellino del viento, que presumen de unos 180 kilómetros por hora, tumbando y partiendo las hayas en un sentido u otro.
¿Qué le estamos haciendo al clima para que nos devuelva estas reacciones? 











1 de julio de 2018

Entre nieblas: Ametsa - Zerumugan



Que las nieblas de esta primavera son perfecto escenario fotográfico y cinematográfico no se le escapa a casi nadie.
Lo han sido hasta para cambiar sobre la marcha el guíon previo del proyecto en el que estamos ya trabajando en tierra de Bizkaia. Con ayuda y complicidad fundamental de esta meteorología tan retorcida que nos acompaña y gracias a saber esperar las condiciones necesarias, con paciencia y determinación.
Dos jornadas inolvidables nos han tenido volando y grabando pro los bosques y colinas de Orozko. Queríamos haberlo hecho en el Parque Natural de Gorbeia pero eran tantas las dificultades que nos ponían para conseguir las autorizaciones necesarias que nos hemos marchado a otros rincones, que los hay, llenos de encanto. Lo muestra y demuestra el making off de Aitor Lazkano.

                  


   



14 de junio de 2018

Irse o venirse a Aralar. En francés: à la manière de chez nous.





Todo es cuestión de ubicación personal. Quienes estamos de este lado nos vamos a Aralar, aquellos que comienzan su viaje en el norte de la tierra de los vascos se vienen a Aralar. Y para ellos, para los del norte, que sabemos conocen poco, todavía, las regiones vascas del sur, nos hemos paseado a pie y visualmente por los mejores escenarios de esta sierra compartida por Gipuzkoa y Navarra. Mi trabajo fue fotográfico recorriendo todas las vertientes, repasando todas las estaciones del calendario, buscando en el histórico del archivo fotográfico pero recurriendo, como es pauta habitual, a la puesta al día, fresca y reciente, de lo que cada escenario enseña al viajero. A pie, en coche, esperando la luz y echando la cámara a volar para descubrir nuevos puntos de vista. El resultado está en el 18 de Ibilka. El 19 también tendrá montañas entre sus páginas; en ello estamos.





2 de junio de 2018

Entre santos y vírgenes, más cerca del cielo




Esperando los cambios de luz, buscando nieblas, acaso una chispa brillante o un acontecimiento  ante el pórtico pero poco más allá afuera que paseantes de perros al anochecer.
Torre arriba, iglesia abajo, montaje de estudio en el pórtico y horas de exploración, movimientos de trípode y carga de estatuas de santos y vírgenes. Algunas de estas tallas han viajado desde Segovia y se han quedado inmóviles ante mi cámara; otras, inaccesibles, han requerido elevar un dron a su altura para tener un punto de vista adecuado. El propósito es un libro que en breve comenzamos a maquetar.
Porque el patrimonio también es una especialidad de fotógrafo y resolverlo es mucho más que hacer clik.








12 de mayo de 2018

Género portada






“El género portada es muy difícil”, ya deberías saberlo, me dijo en una ocasión el director de una revista. Sí, efectivamente ya lo sabía y no era a falta de práctica cuando para entonces había ya en mi curriculum algunas decenas de ellas. Ahora, unos cuantos años después, se multiplican de nuevo las portadas de revistas, libros, carteles, folletos que se han diseñado a partir de mis fotografías. Y no lo debo de hacer tan mal cuando se repiten las llamadas para solucionar las carencias entregadas por otros fotógrafos o cuando en una búsqueda por todo el orbe universal de internet se recurre a un retrato tomado en Bizkaia por una de mis cámaras para la portada de un libro.
Mi producción es amplia y múltiple: en los últimos meses son varias las portadas que llevan mi firma, también algunos contenidos. La clave está en una imagen sintética, bien compuesta, que sea perfecto reflejo de la publicación y remita a sus contenidos y que disponga siempre de espacios vacíos donde las llamadas a los contenidos y los titulares tengan espacio suficente.
Es género, es portada, es fotografía.